3134555425 montanadesilencio@gmail.com

NUBES BLANCAS: PARA TÍ (selección) de Sawaki Kôdô Rôshi

NUBES BLANCAS
Boletín de Montaña de Silencio, Comunidad Zen Insight
Octubre de 2018
Traducida del japonés al inglés por Jesse Haasch and Muhô y del inglés al español, por Sanriki Jaramillo.

PRESENTACIÓN

Kodo Sawaki Roshi [1880 – 1965], o “Kodo sin hogar”, como llegó a ser más conocido, fue uno de los profesores más influyentes del Zen Soto del siglo XX. Nacido en 1880 y huérfano en la primera infancia, Sawaki se escapó de su protector a la edad de 16 años para convertirse en un monje. Poco después de ser ordenado, fue reclutado por el ejército imperial japonés y sirvió durante la guerra ruso-japonesa de 1904 – 1905. Cuando la guerra concluyó, regresó a su estudio de Zen, hasta que asumió la responsabilidad del Dojo de Antaiji Shichikurin Sanzen en 1949. Sawaki no era de ninguna manera un abad convencional, en vez de asumir los deberes administrativos del templo, recorría el Japón para enseñar zazen [meditación] a los laicos, un esfuerzo que él llamó el “Monasterio Móvil.” Sus esfuerzos le valieron la denominación “Sin hogar” y lo convirtieron en un pionero de la renovación de la popularidad de la práctica de meditación sentada en Japón.

Lo que sigue es una versión abreviada de una colección de sus dichos, llamados “Para tí”, que fueron compilados por el sucesor de Sawaki, Uchiyama Roshi. Inédito en su totalidad, una selección puede encontrarse en el sitio web de Antaiji, desde donde se tomó este texto. Ha sido traducido del original japonés por Muho Noelke, el actual Abad de Taiji, y Reiho Haasch, un maestro del linaje.

Sawaki es especialmente conocido por su estilo de vida nómada y por enfatizar la importancia de la meditación sobre el estudio de los textos o el trabajo con koanes. A pesar de que sus palabras aquí son indicios, también será recordado por su estilo de comunicación carismático y directo, que a veces lindaba con lo irreverente. ¿Te preocupa tu carrera? ¿Estás peleando con tu cónyuge? ¿Te quejas de lo ocupado que estás? Kodo Sin hogar tiene un consejo para ti. Simplemente no podemos garantizar que sea el tipo de consejo que querrías oír.  (Tomado de https://tricycle.org/magazine/you/)

1. Para ti que acabas de empezar a meditar sobre la vida.

En algún lugar de Manchuria, los carros son jalados por perros enormes. El conductor cuelga un trozo de carne delante de la nariz del perro y este corre como loco para tratar de alcanzarlo. Pero, por supuesto, no puede. Sólo alcanzará su pedazo de carne después de que el carro haya llegado finalmente a su destino. Luego, se lo traga de un bocado.

Sucede lo mismo con la gente y sus cheques de pago. Hasta el final del mes corren tras el sueldo que cuelga delante de sus narices. Una vez que el salario ha sido pagado, se lo tragan, y listo, a correr detrás del próximo día de pago. Nadie puede ver más allá del extremo de su nariz.

La pregunta es: ¿por qué te esfuerzas tanto en ir hacia el frente?

Si no tienes cuidado, pasarás toda tu vida sin hacer nada más que esperar a que tu persona ordinaria algún día sienta llena sus esperanzas.

2. Para ti que no puedes dejar de preocuparte acerca de cómo te ven los demás.

Ni siquiera puedes intercambiar un solo peo con el vecino. Todos y cada uno de nosotros tenemos que vivir nuestra propia vida. No pierdas el tiempo pensando en quién es más talentoso.

Los ojos no dicen: “Sí, estamos más abajo, pero vemos más.” Y las cejas no responden: “Cierto, nosotras no vemos nada, pero estamos más arriba”.

Vivir en el Buda-dharma significa cumplir con su función completamente sin saber qué es lo que está haciendo. Una montaña no sabe que es alta. El mar no sabe que es ancho y profundo. Todas y cada una de las cosas en el universo hacen su actividad sin saberlo.

El canto del pájaro y la risa de la flor aparecen naturalmente,
completamente independientes de la persona sentada en zazen al pie del acantilado.

El pájaro no canta en honor a la persona en zazen. La flor no florece para asombrar a la persona con su belleza. Exactamente de la misma manera, la persona no se sienta en zazen para obtener el satori.

Cada ser simplemente se realiza a sí mismo, a través de sí mismo, para sí mismo.

La religión significa vivir su propia vida, completamente fresca y nueva, sin estar apresada por nadie.

¡Oye! ¿Qué estás mirando?

¿No ves que se trata de ti?

El tonto no necesita avergonzarse de ser el tonto. Los pies no tienen ninguna razón para ir a la huelga sólo porque son los pies. La cabeza no es la más importante ni el ombligo necesita imaginar que él es el padre de todas las cosas.
Es extraño que la gente mire al primer ministro como si fuera una persona muy especial. La nariz no puede reemplazar a los ojos ni la boca puede reemplazar a las orejas. Todo tiene su propia identidad, que es insuperable en todo el universo.

Algunos niños capturan un ratón que ahora se retuerce en la trampa. Se divierten viendo cómo raspa su nariz hasta que sangra y cómo se desgarra la cola… Al final se lo tiran al gato para que se lo coma.

Si estuviera en el lugar del ratón, me diría a mí mismo: “¡Malditos humanos, no se divertirán conmigo!” Y simplemente me sentaría en zazen.

Deja un comentario

Cerrar